TV3
Acció Popular del País Valencià reclama a Generalitat la reapertura de repetidores de TV3 en la Comunitat Valenciana
ACPV "no puede reabrir" los repetidores que emitían la señal de TV3 y Catalunya Ràdio al haber quedado anticuados
EFE - 17/02/2021
Protestas en 2011 por el cierre de los repetidores de TV3. Archivo EFE
Protestas en 2011 por el cierre de los repetidores de TV3. Archivo EFE
Acció Cultural del País Valencià (ACPV) ha reclamado a la Generalitat la reapertura de los repetidores de TV3 en la Comunitat Valenciana diez años después del cierre de estas instalaciones.

ACPV "no puede reabrir" los repetidores que emitían la señal de TV3 y Catalunya Ràdio al haber quedado anticuados, y asegura que su vocación no es hacer "eternamente de transportador de la señal de una televisión y radio públicas" con unos instrumentos "siempre insuficientes y precarios y en condiciones de ilegalidad".

Aquello, indican en un comunicado, "tenía sentido de manera temporal, mientras no hubiera un gobierno valenciano que no fuera autoritario y antivalenciano".

Defiende que la recepción de la señal sea asumida "de forma plena, legal y normalizada" por un gobierno valenciano "verdaderamente democrático, enemigo de censuras y respetuoso con la lengua, y que además pueda garantizar con el presupuesto público unas infraestructuras dignas", por eso asegura que "ya es hora" de que PSPV, Compromís y Podem "levanten la censura impuesta por el PP".

ACPV recuerda que este miércoles hace exactamente diez años que el gobierno de Francisco Camps "forzó ilegalmente" el cierre de TV3 en la Comunitat "con una estrategia de asfixia económica a Acció Cultural, la entidad que garantizaba la recepción de la señal", la imposición de multas y la aprobación de una reforma que permitía "aumentar todavía más la cifra de estas multas y convertirlas en periódicas".

Hasta ese momento la señal de TV3 había llegado a la Comunitat Valenciana durante 26 años de forma ininterrumpida y la ciudadanía tenía ampliada su oferta informativa y de ocio televisivo, según el comunicado.

También ha señalado que el Tribunal Supremo dio la razón a ACPV y declaró que el gobierno de Camps "había cometido una ilegalidad" y concluye: "ACPV continúa funcionando diez años después y el señor Camps ha sido expulsado de la política y su nombre manchado y desprestigiado".