DERECHOS
Feminismo latinoamericano: sus luchas son también las nuestras
El sistema capitalista y patriarcal en el que vivimos ejerce amenazas comunes a todas las mujeres a la vez que se reserva formas específicas de opresión según nuestros contextos
MARTA COLLADO - 02/05/2020
Manifestación a favor de la legalidad del aborto. EPDA
Manifestación a favor de la legalidad del aborto. EPDA

Este artículo fue escrito en marzo, antes de que estallase la situación que todas y todos conocemos bien. Aun así, he decidido publicarlo casi intacto. Nunca es tarde para el feminismo.

El domingo 8 de marzo no fue día de pelis. El domingo 8 de marzo salimos a la calle. Porque ya se sabe que la realidad supera a la ficción y queda mucho por hacer. Como el feminismo es aprendizaje, quise conocer las reivindicaciones de las mujeres latinoamericanas. Recordemos que nuestra lucha es plural, interseccional, transversal. Que en la consigna "si tocan a una, nos tocan a todas" el complemento directo abarca a las mujeres de todo el mundo. Sometidas a un mismo sistema que, no obstante, manifiesta sus amenazas de muchas y distintas formas.

La marea verde argentina es un ejemplo de tesón. En mayo de 2019, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito presentó por octava vez su proyecto de ley ante el Parlamento, después de que el Senado lo tumbase en agosto de 2018. Bajo el lema "educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir", llevan desde 2005 luchando por despenalizar el aborto en Argentina, reconocido legalmente solo en dos supuestos: violación y riesgo para la madre. Las argentinas inundaron las calles de verde en el pañuelazo federal celebrado el 20 de febrero con la convicción de que, en 2020, "el aborto va a ser ley".

El pañuelazo argentino fue encabezado por Las Tesis, colectivo feminista chileno que viralizó a finales del pasado año la performance 'Un violador en tu camino'. Reapropiada por diferentes contextos y traducida a diferentes idiomas, la letra de El violador eres tú ha traspasado fronteras. Nos llegó también a València, pero merece especial mención su interpretación en Estambul, donde las fuerzas del orden cargaron contra las manifestantes y detuvieron a algunas de ellas. Aunque cosechado accidentalmente, pues la idea inicial era adaptar una tesis de la antropóloga argentina Rita Segato a una obra teatral, el éxito de este cántico deja patente que la violación sigue siendo un problema estructural a nivel global. Que "la culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía". Y que la justicia aún tiene lagunas.

Prueba de ello son los 980 feminicidios con los que cerró el año 2019 en México, según datos oficiales. Y aunque la cifra asciende a más de mil dependiendo de la fuente consultada, hay un número que se repite: 10 mujeres asesinadas al día. El caso de Ingrid Escamilla desató protestas en las calles por la difusión de imágenes de la joven descuartizada en la prensa sensacionalista y las redes. Tan solo una semana después, aparecía el cuerpo de la niña de 7 años Fátima, desnudo y torturado. Tras estos asesinatos, varias organizaciones feministas convocaron un paro nacional de mujeres el 9 de marzo, bajo el lema '¡El nueve ninguna se mueve!' y el hashtag #UnDíaSinNosotras.

En conversación con mi profesora uruguaya, decíamos que tal vez una de las variables diferenciadoras del feminismo latinoamericano es el papel que juegan las mujeres indígenas. Al respecto, surgió el nombre de la activista italoestadounidense Silvia Federici, que retrató en su obra Calibán y la bruja el rol de la mujer en el mantenimiento de la comunidad y, por tanto, el uso que de su cuerpo hizo el capitalismo para instaurarse como modelo de vida. Sin duda, una lectura que tengo pendiente.

Lo que no puede quedar pendiente es la lucha. Nos vemos, compañeras.

El Grupo El Periódico de Aquí y Viu València ofrece a los latinos que habitan en la capital del Turia esta sección:

clica para conocer más: STILO LATINO